¡Hola amigo!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡regístrate aquí!

Categorías

Top Posters

Impacto del Viento sobre Torres de Telecomunicaciones

editado noviembre 2018 en Noticias Vote Up0Vote Down
p.p1 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; text-align: justify; line-height: 11.0px; font: 9.0px Bookerly; color: #747474} p.p2 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; text-align: justify; line-height: 11.0px; font: 9.0px Bookerly; color: #747474; min-height: 12.0px} span.s1 {font-kerning: none}
image

Muy frecuentemente escuchamos noticias sobre fuertes vientos que derriban espectaculares, señalización vial, letreros, etc., debido a tormentas, tifones o distintos fenomenos naturales que elevan la velocidad del viento excesivamente.


La velocidad del viento es un factor clave en el momento de realizar una instalación de estructuras para uso de comunicaciones, enlaces, sitios de repetición y sistemas de vigilancia, ya que son afectados todos los días por este fenómeno.

Tal es la importancia de este factor que el Instituto Nacional Americano de Estándares (ANSI por sus siglas en inglés), cuenta con una norma especializada en el diseño, desarrollo y control de estas estructuras de elevación de equipo, para prever posibles fallas debido a las fuerzas generadas por las corrientes del viento al impactar sobre los equipos de telecomunicación y la torre misma. Tal documento tiene como nombre ANSI/TIA-222 Rev. G y es la norma más completa en su ramo.

Nuestro nuevo aliado para el suministro de estructuras autosoportadas, Trylon® que trabaja bajo estos estatutos, ellos manejan un valor llamado EPA (Área Efectiva Proyectada), el cual es un valor de área medida en pies cuadrados. Este factor limita la cantidad de equipos que podemos instalar en una torre, mástil o montaje, antes de que se presente una condición insegura.

Por ejemplo, la misma torre puede soportar vientos de 100 km/h instalándole 20 antenas o puede soportar hasta 120 km/h instalándole sólo 10 antenas. Es decir, ante mayor fuerza del viento, menor es la capacidad de carga de una estructura.

De igual forma para una correcta selección de torre autosoportada hay que tomar en cuenta factores como el entorno geográfico o la altura con respecto al nivel de mar, nunca será lo mismo una torre instalada a la mitad de la ciudad que una torre instalada en la cima de una montaña, en este último caso, los factores de seguridad deben ser incrementados.

Las torres Trylon® línea SuperTitan® cumplen a la perfección con dicha normativa y como beneficio agregado podemos mencionar que las secciones son de 3 metros (para elevaciones de línea de 56 m), lo que las hace fáciles de transportar, también cuenta con todos los accesorios necesarios como escalerilla, líneas de vida, brazos laterales de todo tipo y sistemas pararrayos y tierra física para cualquier nivel de protección.

No dejemos de lado a la línea TITANTM la cual es el hermano menor de la familia Trylon® para instalaciones de menor demanda de carga. Estas torres cuentan con alturas hasta 30 metros y su diseño ligero garantiza el mejor precio del mercado.

Recordemos en todo momento que la implementación de una estructura debe tomarse con absoluta seriedad, es necesario tener el respaldo técnico y de ingeniería (tal como lo proporciona Trylon®) para asegurar que la instalación sea segura y confiable.

Ya sea un enlace punto a punto, un sistema radio base o una simple instalación de luminarias, Trylon®  tiene la solución con la mejora calidad y disponibilidad del mercado. 

image

                                         image
Ing. Daniel Carreón
Product Manager | SYSCOM®

Source: tag:blogger.com,1999:blog-4216722115788317801.post-3372804121275179410
Accede o Regístrate para comentar.